Apoyada por más de 100 ONG europeas, «No te comas el bosque» pide frenar por ley la importación de alimentos a la UE procedentes de zonas reforestadas.

Esta campaña, denominada en Europa #Together4Forests, pide a los ciudadanos que participen en una consulta pública de la Comisión Europea para salvar la Amazonía.

Piden una legislación firme en Europa que evite la entrada en el mercado europeo de productos procedentes de la deforestación causada por la agricultura industrial a gran escala que está devastando el Amazonas.

«No te comas el bosque» se lanza en septiembre de 2020 a manos de WWF, junto con otras conocidas entidades:

  • Greenpeace
  • Seo/Birdlife
  • ClientEarth
  • Conservation International
  • Environmental Investigation Agency
  • Wildlife Conservation Society

Aquí puedes ver todas las entidades que apoyan la iniciativa.

no te comas el bosque - campaña europea

¿Qué está ocurriendo en el Amazonas?

La Amazonía está sufriendo graves incendios intencionados con el objetivo de provocar un cambio en el uso del suelo en favor de la agricultura industrial a gran escala.

Así, muchos productos básicos de la Unión Europea se están cultivando en terrenos que antes eran bosques. Productos como la soja para alimentación animal, los lácteos, la carne, el café, el cacao o el aceite de palma, tan consumidos en nuestra sociedad, proceden de una deforestación insostenible del llamado «pulmón del planeta».

La Unión Europea es uno de los principales importadores agroalimentarios, por lo que estos productos acaban en nuestros supermercados y casas. A escala mundial, es la responsable de más del 10% de la destrucción de los bosques.

La deforestación es la segunda causa responsable del vertido de gases de efecto invernadero a la atmósfera, y un 80% de esta deforestación se debe a la agricultura intensiva.

‘No te comas el bosque’ llama a la participación en la consulta pública

La consulta finaliza el 10 de diciembre de 2020. La campaña llama a nuestra participación «como ciudadanos, como consumidores, como trabajadores, como votantes o como activistas».