Labores de reforestación voluntaria en el entorno de la cueva de Altamira

El pasado sábado 7 de julio tuvo lugar una jornada de reforestación en el entorno de la cueva de Altamira (Cantabria). La iniciativa contó con un centenar de participantes voluntarios del programa PROVOCA, un plan de voluntariado y educación ambiental impulsado Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno de Cantabria, cuyo principal objetivo es la concienciación medioambiental entre la sociedad cántabra.

La jornada de reforestación, que fue la segunda con respecto a la primera fase realizada en octubre de 2017, contó con la participación de la vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos. Participaron también el concejal de Santillana del Mar, Ángel Rodríguez; el director general del CIMA, Jesús García, y el presidente de la asociación cultural Bosques de Cantabria, Clemente Rasines.

Desde el inicio del programa se ha contado asimismo con la colaboración de la Asociación Cultural Bosques de Cantabria y con el Museo Altamira.

labores de reforestación en el entorno de la cueva de Altamira

Voluntarios participantes en las labores de reforestación del entorno de la cueva de Altamira.

Reforestación para crear nuevas zonas de sombra

El objetivo con estos trabajos ha sido el de buscar zonas de umbría y de frescor que ayudasen a reducir el impacto de la temperatura exterior sobre la superficie de entrada y el vestíbulo de la cavidad.

La primera fase del proyecto, realizada en 2017, dio muy buenos resultados, con el arraigo de prácticamente todas las especies sembradas. En esta segunda jornada se buscó completar los espacios que quedaron por replantar.

La plantación correspondió a un cuidadoso diseño que buscaba aunar criterios de conservación para la cueva y de adecuación paisajística del entorno.

 

Una selección de especies acorde a la ambientación paisajística

Las especies escogidas para estas labores de reforestación procedían del vivero forestal de Bosques de Cantabria. Entre ellas figuraban fresnos, alisos, robles, avellanos, arces, encinas o sauces, arbustos y líquenes, las cuales pudieron conformar el paisaje que habitaron los cazadores-recolectores del Paleolítico superior.

Diversos análisis polínicos y antracológicos de los yacimientos de Altamira, así como de otros yacimientos cercanos, constataron la presencia de esta selección de especies en el entorno natural de los tiempos de Altamira.

 

Realizamos labores de reforestación con nuestra retroaraña

En Reforestaciones Pastores somos expertos en trabajos de preparación del terreno para reforestación. Utilizamos para ello nuestra máquina retroaraña, ideal para tareas de desbroce y ahoyado del terreno incluso en las zonas de más difícil acceso.

Estudiamos la solución que mejor se adapta a sus necesidades y nos desplazamos por todo el territorio español. Garantizamos la máxima profesionalidad y seguridad en cada una de nuestras intervenciones.

Contacte con nosotros a través del formulario de contacto de nuestra web o mediante llamada telefónica al número 650 580 035.