500.000 árboles en veinte años

Esta es la cifra de árboles plantados por Foresta desde su nacimiento hasta la actualidad. Esta fundación sin ánimo de lucro, que originariamente llevaba el nombre de Fundación Canaria para la Reforestación, lleva desde entonces promoviendo la recuperación forestal en las Islas.

Antes de la conquista, Gran Canaria tenía el 60% de su superficie cubierto de bosques. Durante siglos, las islas fueron esquilmadas y a mediados del siglo XX solo quedaba un 3% de masa forestal.

Sergio Armas, gerente de la fundación Foresta, explica que esta entidad surge con el objetivo de aprovechar las ayudas europeas disponibles en ese momento, para que los propietarios de suelos se acogieran a ellas. Hace 20 años la escasa masa forestal ya empezaba a dar importantes problemas en las Islas, como la erosión o la falta de agua.

Empezaron tratando de convencer a los propietarios de los terrenos para que reforestasen, y progresivamente han ido encontrando otros escenarios de intervención. En la actualidad son 600 las hectáreas repobladas por la fundación.

fundación foresta

Fuente: Fundación Foresta

Sergio Armas destaca la dificultad inicial para convencer a los propietarios de suelos, debido a la mala fama que tenía la reforestación por malas prácticas y engaños en el siglo pasado. Actualmente, los propietarios cada vez están más dispuestos, afirma el gerente.

¿Cómo procede Foresta?

Las iniciativas de reforestación se dan por dos vías: el propietario se pone en contacto con Foresta, o la fundación contacta con el propietario. En todo caso, en primer lugar se realiza siempre un estudio previo del terreno para compatibilizar al máximo la reforestación con el uso que el propietario desea dar a la finca.

Siempre se intenta hacer compatible la reforestación con los deseos del propietario, en la medida de lo posible.

La concienciación: un eje clave

Gran Canaria sufrió un gran incendio forestal en 2007, a partir del cual se comprobó cómo la ciudadanía adquiría una mayor concienciación sobre la importancia de proteger la biodiversidad de las islas. Afirma Sergio Armas que las personas comienzan a involucrarse cada vez más y a conocer las diferentes especies.

La labor de concienciación de Foresta ha sido esencial para el éxito de su iniciativa. Uno de sus proyectos más importantes es el que llevan a cabo con la Fundación DISA y que consiste en la formación en centros educativos. ¿El objetivo? Transmitir los altos valores ecológicos de la población canaria y poder llegar a sacar un rendimiento a nivel turístico o un sentimiento hacia el territorio canario forjado por los valores compartidos.