El ahoyado en trabajos forestales

Entendiendo el término hoyo por ‘cavidad individual de variable dimensión’, el ahoyado sería aquel proceso mediante el cual se realizan estas cavidades.

Aplicado al ámbito de los trabajos forestales, este método se utiliza en la preparación del terreno para la repoblación y consiste en la extracción de una porción de tierra para instalar vegetación en el hoyo resultante.

El principal objetivo de la preparación del terreno es crear en el suelo las condiciones más favorables para que la semilla o planta que se instale tenga facilidad de arraigo y un buen desarrollo posterior. Previamente al ahoyado debe eliminarse la vegetación que pudiera resultar competidora con la nueva planta.

Los hoyos cavados para este fin suelen presentar unas dimensiones de 40×40 o 60×60 cm en la base superior, así como una profundidad de 30, 40 o 60 cm, dependiendo de la profundidad del suelo.

 

Tipos de ahoyado en la repoblación forestal

El ahoyado puede realizarse de manera manual o mediante maquinaria forestal específica (ahoyado mecanizado).

Las herramientas típicas utilizadas para el ahoyado manual son el pico y la azada. No obstante, es el ahoyado mecanizado el que siempre da mejor resultado. Este tipo de ahoyado puede realizarse con diversas herramientas y maquinaria:

  • Con picos mecánicos eléctricos, accionados por un generador
  • Con ahoyadoras de barrena helicoidal accionadas por motores de dos tiempos o por la toma de fuerza del tractor
  • Con bulldozer
  • Con retroexcavadoras, como la excavadora oruga o la excavadora araña, idóneas para terrenos de máxima pendiente

A continuación, se muestran los diferentes rendimientos aproximados que se pueden obtener con los distintos tipos de ahoyado:

  • Ahoyado manual: Entre 18 – 20 hoyos/hora en suelos sueltos y 5 hoyos/hora en suelos más o menos compactos.
  • Ahoyado con pico mecánico: 10 – 12 hoyos/hora de peón con pico mecánico en suelos más o menos compactos.
  • Ahoyado con ahoyadora: 15 – 20 hoyos/hora de 2 peones con ahoyadora en suelos más o menos sueltos.
  • Ahoyado con retroexcavadora: 50 hoyos/hora de retroexcavadora 90 C.V.
  • Ahoyado con rejón de bulldozer: 175 hoyos/hora de bulldozer 180-200 C.V.
  • Ahoyado con retroaraña: 50-87 hoyos/hora de retroaraña C.V.

 

El principal factor a tener en cuenta a la hora de escoger un método de ahoyado

A la hora de escoger un método para el ahoyado, es clave tener en cuenta una serie de factores, entre los que destaca el factor- pendiente.

La pendiente es un factor limitante en mecanización de curvas de nivel:

  • En tramos de 0% a 15% de pendiente se puede mecanizar en curva de nivel con tractor agrícola normal
  • En tramos de 15% a 35% puede actuar el tractor de cadenas
  • En tramos del 35% al 55% puede trabajar el equipo TTAE o el TTAE o el Foresta
  • Por encima del 55% sólo se puede mecanizar en línea de máxima pendiente, habitualmente con retroexcavadoras.

 

Por tanto, el ahoyado con retroaraña se justifica en terrenos de acusadas pendientes, así como en suelos pedregosos o con afloramiento rocoso abundante

 

El ahoyado con retroaraña: idóneo para terrenos difíciles y con mínimo impacto ambiental

El ahoyado con retroaraña es una variante del ahoyado con retroexcavadora. Consiste en la apertura de hoyos con la máquina retroaraña en pedientes acusadas o terrenos con pedregosidad (siendo su gran ventaja, a diferencia de otros métodos).

La excavadora araña puede trabajar en líneas de máxima pendiente con pendientes superiores al 100% y, a media ladera, en pendientes de hasta el 70%.

El hoyo que realiza es idóneo para la repoblación forestal, debido a la abundante cantidad de materiales que remueve. En dependencia del apero que lleve, estos hoyos pueden ser de hasta un metro de profundidad.

Tras este proceso, la tierra se oxigena y se carga de humedad fácilmente, de modo que la planta puede desarrollar rápidamente su sistema radicular.

A pesar de llevar muchos años construida, la aplicación de esta máquina a las repoblaciones forestales es reciente. Su uso se ha extendido rápidamente en este ámbito en gran parte debido a su mínimo impacto sobre el monte, ya que en su avance la retroaraña puede ir levantándose a voluntad para salvar terreno y árboles.

Ver vídeo de ahoyado con retroaraña